Carta de un hijo

Publicado en por vida


Me gusta la poesìa , sin embargo, hoy quise abrir, con èsta carta, que al leerla, no pude evitar se me quebrantara el alma. Se trata de una carta que mi hijo me entregò en esa fecha que data, y me puso a reflexionar sobre el egoismo que en nuestro amor de padres les hacemos un mundo o una burbuja aparte, pensando que de esta manera los protejemos del sufrimiento, cuando son ellos los que sufren màs al reventarse esa màgica burbuja y se empiezan a dar cuenta de la realidad de la vida, los apartamos y no les damos unos minutos para escucharlos, y cuando surge una situaciòn inesperada duele pensar que alguien se siente culpable, cuando es el màs inocente y cuando solo el destino sabe la realidad.



Durango, Durango. A 16 de octubre de 2006.


Queridos padres, estuve pensando que decirles en estas lìneas y quiero que sepan que èsto que escribo, es lo que relmente me sale del corazòn, ya sè que soy un niño de 13 años , y por lo mismo en muchas ocasiones no dan importancia a mis comentarios, tal vez, sea porque no me sè expresar y no me puedo dar a entender y ustedes se desesperan cuando trato de intervenir en sus plàticas de "adultos", no me permiten opinar porque creen que yo soy un mundo diferente y diferente al de ustedes, y aunque no lo crean, yo los comprendo...


Cuando planean sobre el futuro a mi me gustarìa aportar ideas, y que me dieran importancia, y me incluyeran en sus proyectos. Cuando se proponen metas, yo los veo contentos, alegres y eso a mì me dà mucho gusto, dejenme ser parte de sus alegrìas y ser parte de su mundo, tambièn , me he dado cuenta de algunos problemas que tenemos, y digo tenemos porque soy parte de èsto, tenemos problemas econòmicos y eso a mi me preocupa y soy consciente de que debemos de cuidar lo màs posible los ingresos, si ustedes en vez de ocultarme las situaciones, y me tomaran màs en serio, tengan la seguridad de que yo lo entiendo y procurarè cuidar mis cosas, mi ropa, mis ùtiles escolares y hasta seleccionarè de mejor manera lo que deba comer en la escuela, en ves de gastar en chucherìas.


Mamà y papà, los quiero mucho; pero ahora papà, sè que las cosas no van bièn y en cuanto a tu salud, se que estas muy mal y que tu vida corre peligro.Sè que tù y mamà estàn ahora màs unidos que nunca, Pero por favor no me hagan a un lado, yo tambièn quiero compartir ese sentimiento de solidaridad, cuentas con mi apoyo papà, sè que pronto viajaràn a la Ciudad de Monterrey a que te hagan unos estudios mèdicos, y quiero que sepas, que le pedirè a Dios en mis oracions para que los resultados no sean graves, no se que es la ELA, pero sè que es mortal y si es esa enfermedad, y al paso del tiempo te progresa y te degenera los musculos, no podremos pasear juntos como el sàbado pasado, lo disfrutè mucho, ¿sàbes? al igual que Miguelito, aunque me pareciò ver a mamà, un poco triste y parecìa elevar una oraciòn al cielo a lo mejor para que no fuera esa, la ùltima vez que salieramos juntos de paseo al campo, ojalà en tus estudios sòlo sea ese huesito que te molesta y que al parecer te aplasta los nervios, luego que pase esta pesadilla, te ayudarè para que te recuperes pronto, te amo y no me gustarìa que se te acaben tus fuerzas como dicen los doctores.


Con mi corazòn de niño, tan pequeño, harè una peticiòn a Dios tan grande que abarque el cielo, el mar la tierra y asì me tendrà que escuchar, para que sanes y seas siempre fuerte, como el hèroe que tu eres, fuerte en cuerpo y alma, y eso es lo que vale, Ya no me portarè mal, y cuando Dios vea que soy buen niño, te devolverà la salud y podremos disfrutar de muchos paseos màs, te prometo ser màs estudioso y cumplirè con mis tareas, sè que tengo mis faltas, pero me esforzarè en ser mejor.


P.D. Papitos, ahora que se van a ir lejos, no se preocupen por Miguelito, yo lo cuidarè, tu saldràs bien en tus estudios medicos y veras que seremos siempre una familia felìz. Mamà y papà los necsitamos fuertes, tenemos muchos proyectos por delante y somos un equipo triunfador.


Su hijo que los ama: Carlos Alberto.


(Por Vida)

Etiquetado en carta

Comentar este post