Ellos preguntan

Publicado en por VIDA



La mañana nublada desvelaba el misterio, mi rostro inclinado, mi paso apresurado.
Una inquietud erizaba mi cuerpo. El aire fresco de la mañana al rozar mi cara, era presagio.
Sentí...
La presencia de su abuelo que ya me estaba advirtiendo... sentí su fuerza vital y me abrazaba diciendo
--No temas, estoy aquí, toma mi fuerza... y la sentí...
Primero me sentía frágil, imploraba a Dios misericordia
Luego...
Me senti fuerte...con esa presencia espiritual como de gloria... Al llegara a casa, el cielo encapotado comenzaba a llorar, mi alma se cubría de lluvia, más mi rostro sonreía.
y le dí los buenos días.
Con dificultad volteaba su torso, en ese momento... observé su rostro, amarillo, demacrado,
él sufría... me esperaba...
No pasó mucho tiempo cuando llegó el final. El final que presentía, miraba el rictus triunfante
de la muerte en su mirar algo me quería decir, palabras que no pudo articular sus quijadas ya trabadas
no lo podían permitir, dentro de su final él parecía consciente, de lo que estaba pasando parecía que se alegraba mientras se me iba alejando.
Y lo comprendí todo...
Ese era el punto crucial de una terrible agonía... y en ese eterno momento no sabía si agradecer, o maldecir a la vida. En brevedad terminó la penitencia de su padre, que por la ley de la vida la ciencia lo condenaba.
Yo corría desesperada, como loca por la casa, pidiendo auxilio... salí a la calle... donde nadie transitaba,
al regresar a su lado, quizás, él ya ni escuchaba, su cuerpo laxo yacía indefenso pajarillo agonizante
en la cama, la sombra de la muerte por sus ojos cristalinos y vidriosos asomaban.
Si un beso le dí en la frente, él ya no lo sintió. Partió de nuestras vidas, dejándonos gran dolor.
Me sentí desfallecer, pues no lo podía entender ¿Que debía en está vida, para tanto merecer?, hoy que han pasado los días, hé llegado a comprender, que Dios nos pone unas pruebas que debemos superar,
que no rebazan las fuerzas, para poder soportar este paso por la vida, forzoso peregrinar.
para que se cumpla el designio de su santa voluntad. Que es tener "Un mundo perfecto, donde no halla enfermedad, donde no falte alimento, donde ya no falte el pan, donde no existan envidias, rencores y la maldad, que se viva en armonía, y prevalesca la paz.
En ese mundo perfecto, él ya no sufrirá más. El es otro ángel bueno desde allá les protegerá.
Hijos míos...
No lloren más su partida , déjenlo descansar. Si ustedes están contentos, allá también lo estará.
Honren su recuerdo niños, sigan el ejemplo de él, siendo buenos ciudadanos que la gente llegue a querer.
Sean como el roble fuerte, que él en la vida fué, nos cobijó con su sombra, permaneciendo de píe.
Ejemplo de valentía, de esperanza, fé y amor. enfrentó dignamente su sino a pesar de su dolor.
Para todo aquél que sufre, padeciendo un gran dolor como el que padeció su padre, es mejor estar con Dios.
VIDA.

Etiquetado en Prosa poética

Comentar este post