Carta inconclusa I. A mi amiga VIDA.

Publicado en por VIDA

Carta inconclusa I. A mi amiga VIDA.


Hola VIDA.
Há terminado un ciclo más de esfuerzos, de prisas, de trabajo, gritos, llanto, sudor, làgrimas, esperanza-desesperanza, há culminado un ciclo de arduo trabajo, aunque para cerrar aún restan tres días, tres, que pareceran eternos, no por el trabajo, sino porque cada día espero que surja una nueva sorpresa que renueve mi aura, que le da paz y armonía a mi espiritu, tranquilidad, es la palabra, armonía interior. Sin embargo hasta ahora, no hay nada nuevo. Mi alma se entristece día a día, esperando esa sorpresa, mis años maduros, no los quiero pasar de esta misma manera, aún tengo mucho que entregar de mi, a los seres que me rodean, pero vivo una vida muerta, finjo a cada instante estar viva, para que no vean como me pudro interiormente, además, no me puedo dar el lujo de demostrar flaquezas, sigo adelante, sé que no paresco lastra porque todas las personas que me ven, sólo ven la máscara maquillada, ven la ropa de moda y mi sonrisa falsa que no alcanzan a diferenciar de una sincera, no porque sea hipòcrita, sino porque aún es mi arma para no permitir que cualquiera trate de burlarse o condolerse de mis desgracias,. Me dicen que soy fuerte, segura, que soy una triunfadora... No saben... ¡Pobres!... los pocos que me conocen me dicen que en mi lugar ya hubieran tirado la toalla, en una palabra ya se hubieran cagado. Y sí, en realidad, que te parece un cambio radical en tu caminar por estos renglones torcidos, tres años, tres... primero, el embargo de tu auto, pagando una deuda que tu no debías, rescatarlo de un día para otro.¿Como?, pues sí, ya estuvo , se rescató. Al poco tiempo te anuncian que tu media naranja posiblemente padece un cáncer en la médula espinal ¿Te cae el veinte?, ¿Aún no verdad? , bueno , no acaban de pasar diéz días cuando tu máximo orgullo por el que has luchado toda tu vida, joven guapo, con un futuro brillante, destacado te anuncia que se va de la casa porque pronto serás abuel@, , Ahí sí que se te cae la quijada y los chones al mismo tiempo, y ¿Que hacer?... Nada absolutamente nada, la decisión ya está tomada y por más que intentes otra cosa, no podrás retener a tu retoño, pues para eso lo criaste con alas, y con unos pantalonotes que otros desobligados ya quisieran.. Bueno. al siguiente mes tu padre sufre un accidente automovilístico a solas, nadie se dá cuenta de ello y el viejo sufre a solas su dolor, él padece diabetes y eso le provoca altos niveles de azùcar en la sangre, ya no puede màs , pide consejo a sus hij@s para ver si le conviene o nó jubilarse, él finje su dolor fìsico, demuestra fortaleza interior, acude solo como puede a citas médicas, donde le diagnostican arterioesclerosis, ¿Qué, que es eso? Alto nivel de colesterol en el sistema circulatorio y le dan pocas semanas de vida... ¡Mira.. estas radiografías, Hija! pronto me voy a morir, y lo dice con aquella naturalidad, que volteas a verlo y frunciendo el ceño no le crees.
Asì pasa el tiempo y tù, compungida, preocupada por tus propias cosas, no te das cuenta de como anda ese viejo,. A los dos meses timbra insistente el telèfono .. para ser exacto a la 1:10 am... Te avisan que tu querido viejo algo le está pasando, ¿Pués que , que sucede...? No sabemos, ràpido, ràpido.... Te pones la ropa y parece que tus movimientos son muy lentos... los minutos.. no sabes.... son una eternidad para llegar , Y cuando al fìn llegas ¿No lo puedes creer, ahí está todo lacio , orinado, con babas, lo abrazas le hablas angustiada y no, no hay respuesta, sólo un último reflejo y una mueca de una sonrisa desfigurada en su rostro que parece decirte .... Hija.... al fìn llegaste, y una mirada ya opaca, si, con el velo inconfundible de la muerte.. No lo puedes creer, ¿Pero que pasò?, ¿Què sucediòooo? y solo una letania y los llantos de tu madre recibes como respuesta...

Etiquetas: carta, dolor., llanto, muerte, vida

Etiquetado en minirelato

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post